final más escandolosa del fútbol